Las 10 peores canciones de Eurovisión

Al llegar Eurovisión, muchos países han organizado concursos y talent shows para enviar el mejor candidato posible al concurso. Cada país está representado por un cantante que ha sido elegido democráticamente para ser representado. Se entiende que el público soberano elige de entre todos aquél que merece llevar el estandarte de su país. Pero en ocasiones se cuela una canción que no termina de encajar. A continuación, te presento un top 10 de las peores canciones de Eurovisión de entre los aós 1978-2012. Entre las que aviso, no se encuentra el Chiqui Chiqui de Rodolfo Chiquilicuatre. ¡A mí la canción me gusta!

Las 10 peores canciones de Eurovisión 1978-2012

El Festival de la Canción de Eurovisión es un espectáculo anual que fascina y engaña en igual medida. En parte por obras maestras como las que vienen a continuación.

1 Noruega: Jahn Teigan – Mil Etter Mil

Jahn Teigan es una gran estrella en Noruega y el país tenía grandes esperanzas en esta canción. La presencia de una orquesta tocando una bonita intro parecía que anunciaba una actuación solemne y profesional. Teigan apareció con unos pantalones de color rojo brillante con tirantes que se estiraba en varios puntos de la canción. El vestuario no es el problema. Es el conjunto. Una composición que no tenía sentido. La forma de cantar también era extraña. Los agudos eran forzados y además lo hacía de forma casi cómica. Finalmente, sobre el escenario hacía una serie de “piruetas” que dejó al jurado de aquel momento en estado de shock. Algo que se vio reflejado en las puntuaciones.

2 Israel: Lazy Bums – Shir Habatlanim

Esto era más como ver un dúo de comedia en vez de ver un Concurso de Canción. Los dos hombres llamados a sí mismos “vagos perezosos” nunca sacaron las manos de sus bolsillos. Tararearon las primeras líneas y agregaron un extraño par de pasos de baile cuando comenzaron la canción. Después, uno uno cogió el micrófono y el otro hizo un baile de lo más extravagante. Fue divertido y a la gente le gustó esta parodia. Llegaron al puesto número 8.

3 Yugoslavia: Baby Doll – Brasil

Empezando por qué nadie entendía que Baby Doll cantara sobre Brasil, cuando obviamente no le pegaba para nada. Los bailarines que llevaba de apoyo no le hicieron ningún favor. No se veía a Brasil por ningún lado. La canción era muy repetitiva y sus esfuerzos al final sólo les valió un punto.

4 Alemania: Guildo Horn – Guildo Hat Euch Lieb

El cantante aparece con una gran capa de terciopelo, una orquesta le acompaña, al principio parece todo muy tranquilo pero la cosa se anima, y mucho. El nivel técnico y cualitativo de la canción es lo de menos en esta canción. El cantante hace un juego trilero, toca cencerros, sube escenarios. Una actuación muy completa con la que acabó en 8º puesto.

5 Israel: Ping Pong – Sameach

Un grupo de chicas que iban entre las Spice Girls y los Pet Shop Boys. Cada una bailando un poco como ellas querían. Me recuerda a cuando en una fiesta al final de la noche nos da a todos por cantar en un karaoke.  La melodía desprende buenrollismo y te aseguro que al final de la actuación querrás gritar “¡Be Happy!” a todo el mundo. Por desgracia, ellas no acabaron muy happy cuando consiguieron solo 7 puntos.

6 Islandia: Sylvia Knight – Congratulations

Esta actuación surrealista contaba con la actuación de la cómica Sylvia Knight. La puesta en escena es increíble, un vestuario y puesta en escena más típica de Moulin Rouge que de Eurovisión. Eso sí, era magnífico. La cantante intentó ser divertida a lo largo de su canción, pero los espectadores obviamente no entendieron su sentido del humor y los 62 puntos que recibió de sus fans en la semifinal no fueron suficientes para llevarla a la final de 2006.

peores canciones de eurovision7 Irlanda: Dustin the Turkey – Ireland Douze Points

Irlanda ha ganado el Festival de la Canción de Eurovisión tres veces, primero con Dana cantando All Kinds of Everything y dos veces con Johnny Logan pero en 2008 perdió completamente el control de la situación y no llegó más allá de la semifinal. Por alguna razón conocida sólo por ellos mismos, decidieron enviar a una especie de teleñeco cantarín. El experimento sociológico no fue tan exitoso como creían y es que combinar el muñeco con bailarines, cantantes es una tarea bastante difícil.

8 República checa: Gypsy.cz – Aven Romale

Esta fue la última vez que la República Checa entró en el Festival de la Canción de Eurovisión. Anotaron 0 puntos en la semifinal. Con un nombre como Gipsy, la audiencia y los espectadores esperaban algo de música gitana toe-tapping. Pero a escena salión una especie de Chapulín Colorado que parecía no saber bien que es lo que estaba cantando.

9 Reino Unido: Josh Dubovie – That Sounds Good To Me

Hubo un momento en que el Reino Unido era uno de los favoritos en este Concurso. Pero en algún momento perdieron el rumbo. No tengo nada en contra de esta canción. Es adecuada, un joven cantando con una voz bonita pero que no tiene ese puntito eurovisivo que nos gusta tanto. En este caso, obtuvo solamente 10 puntos, quedando los últimos de la tabla.

10 San Marino: Valentina Monetta – The Social Network Song

Esta canción no me parece mala. Valentina tiene una voz muy agradable. El problema de esta canción es que originalmente iba a llamarse Facebook uh oh oh (o algo parecido). Por asuntos comerciales les hicieron cambiar el nombre y la gente no entendió la sátira, perdidos como estaban, entre uh’s y oh’s

Published by